FELICITACIONES A LAS DIFERENTES COMISIONES POR UNA EXCELENTE LABOR CUMPLIDA...

jueves, 31 de enero de 2013

ÁNALISIS REFLEXIVO Y CRÍTICO. ENTREVISTA ANDRÉ COMPTE-SPONVILLE



        Autores: MSc. Antonio Briceño / Msc. Jessica Márquez.
            Este filosofo francés, parte de la idea de que el hombre puede prescindir de la religión gracias a la filosofía, y ve esta ciencia como una alternativa para vivir mejor. A través de ella el ser humano puede pensar en la propia vida, y a partir de este esfuerzo intelectual: pensar realmente en su vida. Toma en cuenta la definición de Epicuro: “La filosofía es una actividad que a partir del discurso y razonamiento nos procura una vida feliz”. COMPTE-SPONVILLE presenta al que estudia la filosofía como una practica discursiva que tiene LA VIDA como objeto y LA FELICIDAD como fin. Todos de alguna manera deseamos alcanzar la felicidad plena de nuestras vidas, sin embargo, nos tomamos tanto tiempo buscándola que dejamos de percibir el verdadero sentido de la vida. Algunos buscan aplicar terapias y psicoanálisis a sus problemas para conseguir aminorar sus penas y ser felices, pero según Freud, esto solo contribuye a pasar de un sufrimiento neurótico a la felicidad banal. Considera importante la filosofía de tradicionales franceses como Montainge, Pascal, Descartes, admira a San Agustín. Es una persona que perdió la fé a los 16 años, y dice no creer en nadie, bajo esta visión de vida comenta que Pierre Herve le proporciona argumentos para no creer en Dios. Sin embargo, destaca que la enseñanza de los evangelios son mensajes de amor, justicia y caridad. Resalta particularmente a Mateo 11:25, y las enseñanzas de la Biblia como la parábola del hombre rico, la parábola de la mujer adultera y las bienaventuranzas. Para aprender a amar hace falta tiempo, de allí su admiración por el hombre que se ocupa del niño, y el amor que le profesa una madre a su hijo. Considera la infancia como una catástrofe y un milagro, quizás porque como niños no percibimos la verdad de la vida. Compara a Buda con el Cristianismo, y nuevamente retoma el sentido del amor, expresando que toda vida es sufrimiento, de allí que nuestra felicidad siempre dependa de otro, por ejemplo: De niños no somos felices si nuestra madre no lo es, y de grandes si nuestros hijos no lo son. Somos felices si comprendemos que ser feliz no es ser infeliz. Por último, para los que tienen la dicha “Ser padres es dar rehenes a la vida”, mas bien “los hijos son un regalo prestado de la vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada